jueves, 12 de abril de 2012

Un titán de las profundidades: El calamar gigante


Todos hemos oido hablar sobre este animal, y muchos han llegado a plantearse si la existencia de éste es realmente cierta. Sí, sí que lo es, aunque es frecuente ver exageraciones con respecto al tamaño de estos animales. Es un animal que me llama mucho la atención, y del cual me gustaría contaros algunas curiosidades que resultan, por lo menos a mi, bastante interesantes.

Como es lógico, se trata de un cefalópodo, y permanece al orden Teuthida, el cual comprende unas 8 especies diferentes. Presenta un acentuado diformismo sexual en cuanto a tamaño se refiere, llegando a medir el macho unos 10 metros y la hembra unos 15. Aunque, por ejemplo, se encontró un ejemplar muerto en una playa de Nueva Zelanda en 1887, que medía casi 17 metros.También hay estudios y datos que indican que hay ejemplares hasta de mucho más de 20 metros, aunque no se han datado ejemplares de semejante tamaño. Se han visto pocos ejemplares de este animal debido a que habitan a grandes profundidades bajo el mar, donde es difícil llegar.

Una de las curiosidades que más me llama la atención es que el calamar gigante es el animal con la tasa de crecimiento más rápida, llegando a medir entre 3 y 5 cm más cada día, de ahí que alcancen su colosal longitud. Además puede saberse la edad de un calamar gigante puede determinarse observando "anillos de crecimiento" que presentan en unos órganos especiales llamados estatocistos (los cuales crecen entre 2,5 y 5 mm al día).

Otra curiosidad interesante es que presentan los ojos más grandes de todo el reino animal, alcanzando un diámetro de hasta 25 cm, presentando pupila, iris y retina, a pesar de pertenecer al grupo de los invertebrados. Pero esto se ha originado independientemente de los ojos de vertebrados (evolución convergente).

Un par de curiosidades más: el calamar gigante libra verdaderas batallas de titanes, como ya se mencionó en otro artículo en el blog, contra el cachalote. Esto es debido a que el cachalote se alimenta de calamares gigantes, y estos últimos intentan arrastrarlos al fondo del océano para matar al cachalote por la presión, mientras el cachalote intenta arrastrarlo hacia arriba para comérselo. Por último mencionar que en cuanto a la reproducción, como la mayoría de cefalópodos, ponen una gran cantidad de huevos, pero se caracterizan por tener un órgano copulador (pene) de hasta 85 cm de longitud, o 70 cm, dependiendo de la especie.

Podemos encontrarlos en cualquier océano. Incluso en España se han encontrado ejemplares, concretamente en las Islas Canarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario